lunes, 2 de enero de 2017

LAS ARISTAS DE LA OJIVA: Y sigues igual de Joven.

"Y SIGUES IGUAL DE JOVEN"

La mecha que prendieron aquellos hombres de antiguo, sigue hoy tan viva como el primer día que La Palma se iluminó con el candor de tus ojos,... y han pasado cuarenta años.
Venías estremecida aún por los golpes de la gubia de Luis. Había sacado de la madera la más bella talla que su mente imaginase. Y mira que tenía con quién compararte, pero te creo única, elegida, venturosa y presumida, tan humana y tan divina, sevillana y palmerina.
Por tus ojos infinitos fuiste por él la escogida.
Hace cuarenta años llegabas dispuesta a conquistar unas tierras, necesitadas de una matrona que supiera regalar sus frutos. Con tu porte por bandera, fuiste con el tiempo, derrotando uno a uno a miles de corazones, que cuarenta años después siguen presos de las palabras que nunca llegan a salir de tus labios.
Han pasado cuarenta años, y sus miradas aún rebosan ilusión frente a la amplitud de tus ojazos. Sus corazones se rinden ante tu humano dolor. Provocas un universo de sensaciones capaces de dejar sin palabras al más locuaz charlatán, sin defensas al más valiente guerrero, sin argumentos al mejor de los estrategas.
Te has ido haciendo mayor, que no quiere decir más anciana. Asomándote a la vida has visto pasar el mundo ante Ti, sin que el mundo te desgaste.
Cuatro décadas siendo la fuente del atrio que verte por sus canales la dulzura de tus manos, la ternura de tus labios, la amargura de tus ojos y la plenitud de tus años.
Felicidades Madre, porque han pasado cuarenta años y sigues igual de joven.

Alfonso J. Madrid

Foto: J.D. González