miércoles, 11 de febrero de 2015

REFLEJOS: Página 36... Moda costalera, la otra cara de la moneda.

Página 36...

Moda costalera, la otra cara de la moneda. "De otra cosa no sé, pero de mamarrachadas está bien despachaíta la cosa últimamente. Parece que se hubiera levantado la veda de la mamarrachá, empezando" por el periodismo cofrade que anda últimamente pisoteado y frivolizado a sus cotas más extremas. Como aquel docto periodista "de cuyo nombre no me da la gana de acordarme", que ha cogido su pluma más hiriente para asestar el estoque aquí mismo.
A la altura de un mero tertuliano de exclusiva televisiva o de una como petarda de las proclamadas "VIP", ha venido airosamente a hacer noticia de algo que por sencillo e inocente aquí se aplaudió, como también se aplaudieron al resto de modelos que pasaron por nuestra, ya juzgada como "catetísima pasarela", donde no sólo se pasearon costales y pasos.
Crucificados por ser de pueblo, que ya por ende eso nos da una categoría inferior a la de los señores capitolinos, y mucho más cuando hemos hecho algo diferente... ¡ay de nosotros si hubiese sido el palio granate de nuestra Amargura el que hubiera repartido gracia a los sones de "Suspiros de España"!... ¡ay de ellos si supieran lo que cuesta sacar una Cofradía en un pueblo con la dignidad que La Palma presenta y venera a sus devociones de Cristo y la Santísima Virgen!. Si supieran que para costear sólo el acompañamiento musical se necesita más de lo que cualquiera de las Cofradías hispalenses tiene como presupuesto para su completa Estación penitencial. Y además la Caridad, también pisoteada, y que no necesita de justificaciones por aquello de que no sepa la mano izquierda lo que la derecha mueve, tal y como dijera el Maestro.
Perdido en las formas, en la irreverencia y el mal gusto reflexiona acertadamente en el protagonismo vano de muchos costaleros, moda que aun en nuestra Semana Santa de pueblo no ha llegado a calar y donde la discreción y el verdadero sentido todavía se impone en la mayoría de los casos. Se rasga las vestiduras por los costaleros, por el pueblo cateto que trae un desfile de atuendos costaleros, y se queda tan ancho cuando es precisamente la fuerza mediática la que más daño está haciendo a nuestra querida Semana Santa, vaciándola de contenido y haciendo que se miren como primordiales aspectos que no dejan de ser secundarios, como dice el susodicho "convirtiendo lo accidental en esencial". Si hay responsables de difundir una ideología, esos son los medios. Por este camino, cualquier día más de uno nos adoctrinará en sus "recuadros" de prensa con el discurso de cómo la cera debe derramarse por el cirio de una candelería.
Y por supuesto que hay periodismo cofrade de calidad, que hay profesionales que trabajan con la verdad y viven la riqueza que existe mucho más allá de lo que sus narices le dejan ver.
La Palma les abre sus puertas, vengan a esta tierra, pueblo blanco y señorial, donde el buen vino se hace sagrada sangre de un Dios vivo, donde sus tradiciones enraizadas y la devoción explosionan en mayo cuando la Santa Cruz se alza triunfante sobre este Valle, Patrona Coronada desde el medievo, y donde la Semana Santa es la mejor expresión de fe, una forma de vida para seguir a Cristo, cargada de riqueza patrimonial y humana.
El Perdón sea con usted, ese que en La Palma le espera con sus brazos de par en par. Recoja la moneda y mire ésta su otra cara, la que herida deja ver que detrás del adjetivo hay sentimientos, hay corazón, está el prójimo.

Moda costalera. http://www.antonioburgos.com/abc/2015/02/re021015.html.
Pueden participar en esta sección, enviándonos sus sugerencias, opiniones, impresiones o curiosidades al correo electrónico: lapalmacofradiera@gmail.com, o dejarnos sus comentarios en nuestra Página de Facebook: https://www.facebook.com/pages/La-Palma-Cofradiera/121577894550554 o en nuestro Twitter: https://twitter.com/#!/LPCofradiera.

Foto: ABC de Sevilla