sábado, 20 de junio de 2009

GALERÍA FOTOGRÁFICA: Traslados de la Santa Cruz de la Calle Sevilla para el Corpus Christi.

La Santa Cruz de la Calle Sevilla volvió a acompañar a Jesús Sacramentado en el Corpus Christi. Por este motivo, la Santa Cruz fue Trasladada a la Parroquia en la noche del sábado previo al Corpus, regresando a su Capilla del mismo modo tras la citada Procesión en la mañana del Domingo.
Así, el sábado de las vísperas del Corpus Christi, la Calle Manuel Siurot, antigua de Sevilla, volvía a presentarse engalanada, recuperando en este año la decoración con las tradicionales ramas de palmas y romero tan habituales en tiempos pasados. A las 23:00 horas, el cielo palmerino se llenaba de cientos de cohetes que anunciaban que la Santa Cruz volvía a ponerse en camino hacia la Parroquia. Muchísimos devotos y fieles siguieron al Santo Madero durante todo el Traslado, en el cual participó la Banda Municipal de Música "Ntra. Sra. del Valle" de nuestra localidad. De muy buen gusto fue el exhorno floral, a base de rosas y puntas de gladiolos rojos que contrastaban con el intenso verde de los racimos de uvas y el dorado de las espigas de trigo, motivos alusivos a la Eucaristía que se dejaban ver en la peana de la Santa Cruz.
El domingo 14 de junio, la Santa Cruz volvía a abrir el cortejo de la Procesión del Corpus Christi. Tras la misma, salía de nuevo para regresar a su Capilla acompañada de todo el pueblo piompero. Antes de enfilar el camino de vuelta, el cortejo visitaba a las Hermanas de la Cruz, siendo uno de los momentos más bellos de todo el Traslado. De gran emoción fue el instante en que la Santa Cruz se ponía frente a frente con las Hijas de San Ángela mientrás la Agrupación Musical de Nerva interpretaba magistralmente la marcha "Pasan los Campanilleros". Tras esto, la Santa Cruz regresaba a su Capilla, donde fue recibida con una abundante lluvia de petalos. En la Capilla se quedaban todas las insignias que conformaban el cortejo, mientras que la Santa Cruz con todos los piomperos pasaba a visitar las calles aledañas a la Capilla, las cuales se engalanaron para recibirla, viviendose momentos de fraternidad y amistad junto al Leño Sagrado. Durante estos instantes una nube hacía descargar unas pequeñas gotas de lluvia, que para nada alteraron el discurrir de la Santa Cruz, que tras visitar su barrio volvía a su Capilla entre vivas y piropos salidos de los corazones piomperos, que ya esperan la llegada de un nuevo mayo para volver a celebrar las Fiestas de su Cruz.
A continuación os dejamos unas fotos de ambos Traslados.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.




Fotos: Manuel V.