martes, 25 de mayo de 2010

GALERÍA FOTOGRÁFICA: Fiestas a la Santa Cruz de la Calle Sevilla.

La Palma exalta y celebra a la Santa Cruz.
Durante los días 12, 13, 14, 15 y 16 de mayo los piomperos celebraron las Fiestas en honor a la Santa Cruz de la Calle Sevilla. El buen tiempo acompañó durante todas las fiestas cruceras, las cuales se han desarrollado con total normalidad.
Momentos intensos y de gran emoción se han vivido en estos días, donde se ha demostrado el amor que los piomperos sienten hacia su Santa Cruz de la Calle Sevilla.
El día 12 tenía lugar la Santa Misa a la Santa Cruz, tras la cual se procedió a la imposición de Bandas a las reinas de este año, la Srta. Desirée Pavón Domínguez y la niña Gloria María Rasgado Cepeda, así como a sus respectivas damas de honor.
El 13 de mayo se celebraba la Exaltación, Veneración y Subida al paso de la Santa Cruz, con la que vibró toda la calle Sevilla, que atenta escuchaba las palabras sentidas de D. Antonio J. Bernabé Ávila, quien este año llevó a cabo la exaltación literaria. Besos de amor en el centro de plata del Santo Madero eran la mejor ofrenda que los piomperos hicieron a la Cruz en los minutos previos de su subida al paso, que fue el momento más esperado de la noche, llenandose la calle de vivas, piropos, lágrimas y cohetes cuando la Santa Cruz de la Calle Sevilla era depositada en la peana de su paso procesional.
El viernes 14 en el atardecer sonaron las notas de la Agrupación Musical "Ntra. Sra. de los Reyes" de Sevilla, la cual paseó por La Palma anunciando las fiestas cruceras. A la media noche las piomperas se ataviaron con el tradicional vestido de flamenca y recorrieron las calles palmerinas para realizar la Ofrenda de Flores a Ntra. Sra. del Valle, Excelsa Patrona de la localidad. El cortejo, que abría la antes citada Agrupación Musical sevillana y en el que figuraban las reinas de las fiestas, era cerrado por el Simpecado de la Hermandad de la Santa Cruz de la Calle Sevilla, el cual era acompañado por la Banda de Música Municipal "Ntra. Sra. del Valle" de La Palma.
Muy temprano se levantaron los piomperos el día 15, llevando su Diana Floreada por las calles palmerinas, derrochando alegría y anunciando con los sones de la Agrupación Musical "Ntro. Padre Jesús Nazareno" de La Palma que estamos de fiestas. A media mañana llegaron al Polideportivo Municipal desde donde presenciaron la exhibición y lanzamiento de la Brigada Paracaidista. Ya por la tarde, el pueblo vestía de color y luces, de reflejos de alegría, de cante y bailes tradicionales, de romero y frescor a flores, de belleza de mujer y de fe de tiempos pasados; el Romerito sacaba a relucir la cara más lúdica de las fiestas cruceras, llenando el centro de la localidad con el cabalgar de caballos, el pasar de los carros y el lucir de las elegantes carrozas, ejecutadas ex profeso por el artista palmerino D. Manuel Martínez Ligero. Las Bandas de Nerva y Guillena acompañaron con sus pasodobles el Romerito.
Domingo de Gloria, el 16 de mayo, la Santa Cruz de la Calle Sevilla salía triunfante a La Palma. A las 10:00 horas, y tras el pasacalles que previamente había realizado la Agrupación Musical "Ntro. Padre Jesús Nazareno" de nuestra localidad, salía el cortejo procesional poniendo rumbo hacia la Parroquia de San Juan Bautista. Multitud de piomperos siguieron durante todo el Traslado a su Santa Cruz, la cual era acompañada musicalmente por la prestigiosa Sociedad Filarmónica "Ntra. Sra. del Carmen" de Salteras (Sevilla). Estampa antigua la que presentaba la Santa Cruz de la Calle Sevilla, que lucía el Sudario de Santa Isabel, el cual ha sido restaurado en este año. Este antiguo sudario, ejecutado en los años centrales del siglo XX bajo diseño de Santiago Martínez siendo obra del sevillano Convento de Santa Isabel, posee dibujo barroco con motivos vegetales que se bordan en oro fino sobre tisú de plata con incrustaciones de pedrería en su cara frontal, estando su cara opuesta sin bordados. Este sudario, así como el recuperado exorno floral a base de gladiolos blancos, han devuelto a La Palma una visión de la Cruz de la Calle Sevilla totalmente sacada del pasado. El exorno floral del paso estaba formado, tal y como se citaba antes, por gladiolos blancos, además de orquideas de Singapur y antoriums blancos.
En la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista se celebraba la Solemne Función Principal, en la cual los hermanos realizaron Protestación de Fe. La Capilla Musical de la Celebración estuvo a cargo de la Coral Polifónica de La Palma del Condado, que puso elegancia y solemnidad a la Santa Eucaristía, a la cual acudieron gran cantidad de fieles y devotos.
Al terminar la Celebración, volvía la comitiva a salir a la calle, recibiendo los sones de la Banda de Cornetas y Tambores "Ntra. Sra. del Sol" de Sevilla al Simpecado, que durante todo el recorrido fue acompañado por esta Formación Musical. Las reinas de este año y del anterior, también figuraban en la Procesión. Finalmente, salía la Santa Cruz entre vivas piomperos, llenando con el brillo de su plata cada rincón del corazón de La Palma.
Momentos emotivos se vivieron con la Cruz en la calle Muñoz y Pavón, donde una lluvia de frescos petalos de flores cayeron suavemente sobre la Santa Cruz, que a los sones de la marcha "A ti Manué", interpretada por la Banda del Carmen de Salteras, avanzaba lentamente ante la mirada devota de cientos de piomperos.
Lentamente y con el calor de la media tarde primaveral, la Santa Cruz retornaba a la calle Sevilla cerrando los piomperos la Procesión de su Cruz con el canto tradicional del Himno. Cientos de cohetes la despedían con un "hasta luego", ya que en la Festividad del Corpus Christi la Santa Cruz volverá a salir a La Palma.
Los bailes y cantes ante la Santa Cruz se continuaron durante el resto del día, terminando la jornada con la quema del tradicional toro de fuego.
Os dejamos una amplia galería fotográfica de estas Fiestas.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.
























































Fotos: Mario Bueno, J.D. González y Manuel V.