jueves, 11 de marzo de 2010

GALERÍA FOTOGRÁFICA: Besapiés al Señor Cautivo.

Reo de La Palma. Y sus manos quedaron atadas por las promesas de su pueblo.
El pasado viernes 5 de marzo, La Palma buscó a Jesús Cautivo en la penumbra de la Iglesia Parroquial, para depositar a sus plantas el beso que cada año aguarda impaciente la llegada del primer viernes de marzo.
Así, cumpliéndose la tradición, el primer viernes de marzo el Señor Cautivo volvía a quedar expuesto en Besapiés. Frente al retablo de las Ánimas Benditas del Purgatorio de la Parroquia de San Juan Bautista, donde se situaban Ntra. Madre y Sra. de las Lágrimas y San Juan Evangelista, se levantaba un sencillo altar para el Cautivo, el cual se presentaba ante su pueblo sobre una pequeña peana y flanqueado por una sencilla candelería y varios centros de flores en tonos rojos, traidos a sus plantas por varios devotos que quisieron regalar al Señor el perfume primaveral de las flores. Ntro. Padre Jesús Cautivo vestía su túnica de terciopelo rojo, tal y como había estado en los pasados días en el Solemne Quinario. La Virgen ubicada en el retablo, también lucía la misma vestimenta que para los pasados cultos, mientras que San Juan llevaba su túnica de terciopelo de color verde y capa azul.
Se vivieron momentos muy emotivos y de gran fervor durante toda la jornada, quedando demostrada en las miradas de las personas que se acercaban al Señor, la fe que levanta en sus corazones la portentosa talla de Castillo Lastrucci.
Fueron centenares los palmerinos, que a pesar de las fuertes lluvias, quisieron orar ante Jesús Cautivo en el día en que en multitud de rincones del país miles de fieles y devotos se acercan a la figura del Cautivo, para buscar en su sencillez y humildad el verdadero sentido de su Pasión.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.









Fotos: Manuel V.