miércoles, 2 de abril de 2008

GALERÍA FOTOGRÁFICA: Semana Santa 2008. La Madrugá.

La Hdad. de Ntro. Padre Jesús Nazareno volvío a llenar de luz la Madrugá palmerina. Muy puntual, a las 5:00 horas, se abrian las puertas de la antiquísima Iglesia del Valle desde la que la Cofradía Nazarena de La Palma empezaba a discurrir con el silencio y el recogimiento que la caracteriza, en una noche en la que el frío hizo acto de presencia, pero que se fue calmando conforme la mañana iba avanzando, gozandose de una temperatura agradable en las últimas horas del dicurrir de la Hermandad. Padre Jesús Nazareno, lucía su túnica bordada de tisu de oro, diseño de Santiago Martínez del año 1956 y que hacía ya dos años que no llevaba en la esperada Madrugá. El paso del Señor, que sigue avanzando en las fases de restauración y que este año salía con las primeras capas de estuco que preceden a la aplicación del dorado, iba exornado con un peculiar monte de lirios morados y una serie de flores silvestre que resaltaban la belleza del conjunto del Nazareno que camina al Calvario cargando con la Cruz, ayudado por Simón de Cirene. El Señor iba acompañado musicalmente por la Agrupación Musical "Ntro. Padre Jesús Nazareno" de La Palma, que desmotró su buen hacer y sorprendió satisfactoriamente al pueblo palmerino. María Stma. del Socorro lucía radiante bajo su palio, única y peculiar joya de la orfebrería, que iba exornado floralmente por lirios blancos, un exorno que había llevado la Stma. Virgen hacía más de una decada y que llenaban de elegancia el magnifico palio. La Virgen lucía tocado de encajes de Filipinas, saya bordada de tisú de plata del siglo XIX, manto azul bordado del siglo XVII, toca de sobremanto y corona imperial. El paso de palio iba acompañado por la Banda Municipal de Música de Villalba del Alcor. En el discurrir de la Cofradía, fue destacado el momento del Encuentro, en el que volvío a mezclarse el sonido del silencio con el rasgado quejío de las saetas en una noche en la que el tiempo fue benévolo. También fue emotivo los últimos momentos del caminar de la Hermandad, cuando pasaba por la calle Real bajo la luz del sol de la mañana y el arropamiento del pueblo palmerino. Rozando las 10:30 horas, el palio de la Virgen del Socorro a los sones de la marcha "Coronación de la Macarena" retornaba de nuevo a la Iglesia del Valle, cerrando por este año la Madrugá. A continuación les dejamos unas fotografías.































Fotos: Manuel V.