lunes, 25 de marzo de 2013

CRISTO DEL PERDÓN: Domingo de Ramos.

Cumpliendo con la tradición, la Hermandad del Perdón inauguraba nuestra Semana Santa poniendo los primeros nazarenos de capirotes negros en el corazón mismo de la ciudad.
La incertidumbre meteorológica y una leve llovizna a las 18:00 horas hacían presagiar un Domingo de Ramos roto por la climatología. Pero, después de la tormenta llegó la calma y, a las 19:00 horas, con una hora de retraso, la Ermita de San Sebastián abría sus puertas a La Palma, comenzando con una fuerte ovación la Estación de Penitencia de la Cofradía. Emotiva fue la primera levantá del Misterio, al cielo por los que ya no están entre nosotros, especialmente por un hombre del costal que, desde la tierra celeste presidió en un balcón de honor la salida de su Cristo y de la Virgen antigua de la Soledad. De aplaudir el acompañamiento musical del Misterio durante toda la salida procesional, excelente la cordobesa Agrupación Musical "Carlos III" de La Carlota.
Tras el Crucificado, la Amargura. Bellísima se presentaba la Santísima Virgen, con un exorno floral con sumo gusto, siendo destacable el andar especialmente sobrio en sus costaleros. La Banda Filarmónica "Ciudad de Bollullos" de Bollullos del Condado celebraba su XXV Aniversario Fundacional tras el palio del Domingo de Ramos palmerino, interpretando en la salida la marcha “María Santísima del Dulce Nombre”.
Siempre de frente, la Cofradía volvió a girar sus pasos en las representaciones de nuestras Hermandades. Especialmente es de destacar el paso del Señor del Perdón y la Virgen de la Soledad por la Plaza de Pedro Alonso Morgado a los sones de “Caridad del Guadalquivir” y el palio de la Virgen de la Amargura a su llegada al Cruce de la calle Rey Juan Carlos I al compás de “Dolores”, en un gesto bellísimo dedicado a la Hermandad del Santo Entierro. Mucha más gente en las calles en este Domingo de Ramos a pesar del frío, que se hizo más notable en las últimas horas del día.
Sobre de las 23:00 horas hacía entrada la Cofradía en la Ermita de San Sebastián, llegando el Cristo a la puerta del Templo a las 23:25 horas, destacando el magnífico trabajo de los costaleros del paso de caoba. Por su parte, Nuestra Señora de la Amargura entraba en su el Santo pocos minutos después de la media noche tras una larga chicotá que completó con las marchas “Pasan los Campanilleros” y “Costalero” cantada por la Banda Filarmónica de Bollullos del Condado.
Sueños cumplidos en un Domingo de Ramos de incertidumbres, en el que la Cofradía del Perdón volvió a estrenar las calles de La Palma en su Semana Santa.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.

 
 
 
 

Fotos: J.D. González y Manuel V.