viernes, 18 de mayo de 2012

CINCUENTENARIO SALESIANO: María Auxiliadora de La Palma, obra de D. Carlos Bravo de 1940.

D. Carlos Bravo Nogales es el autor de la hermosa talla de María Auxiliadora de La Palma.
El Salón de Actos del Excelentísimo Ayuntamiento de La Palma se quedaba pequeño en la tarde del 17 de mayo, cuando la Archicofradía de María Auxiliadora celebraba allí una histórica conferencia sobre la venerada imagen de la Virgen Auxiliadora de nuestra Iglesia del Salvador.
El público expectante esperaba conocer la historia verdadera de una talla Salesiana que lleva a sus espaldas miles de oraciones devotas y centenares de vivencias que han sido recogidas magistralmente en la investigación llevada a cabo durante años por D. Eugenio Bernal Pérez, Secretario de la Archicofradía.
El acto lo iniciaban las palabras entrañables de D. Juan Manuel Moreno Orta, quien hizo las veces de presentador y llevó a conocer el trabajo largo y concienzudo llevado a cabo por  D. Eugenio Bernal.
La conferencia "María Auxiliadora, una imagen por descubrir" se iniciaba con la entonación del Magnificat por parte del ponente, quien fue repasando con palabras sencillas la historia de la devoción a María Auxiliadora, presente desde el comienzo del cristianismo. De lo general a lo particular, así estuvo estructurada la conferencia, llevando a conocer el origen, el significado de la advocación de Auxiliadora y el sentido que su mayor impulsor Don Bosco le quiso dar a esta universal devoción mariana.
Poco a poco fue centrando su discurso en las casas salesianas españolas, bajando a Andalucía donde desde el siglo XIX han estado presente los Salesianos en emblemáticas ciudades como Utrera. Sin embargo fue en Ronda donde comienza la historia de nuestra Virgen Salesiana, según las investigaciones de D. Eugenio Bernal, la talla de María Auxiliadora de La Palma fue ejecutada en el año 1940 para sustituir en Ronda a la desaparecida imagen que presidía el Colegio del Sagrado Corazón. En los Talleres Salesianos de la Trinidad de Sevilla se daba forma a la nueva imagen de la Auxiliadora para este Colegio de Ronda, teniéndose constancia de que llegaría a la ciudad malagueña a fines de este mismo año de 1940. La devoción a la Virgen de San Juan Bosco fue creciendo en Ronda y el amor de los fieles fue haciendo realidad el sueño de levantar un Santuario en su honor. Las obras se llevan a cabo y el Santuario se alza, ubicándose en el altar mayor un grandioso camarín en el que la imagen de la Virgen que poseían se veía demasiado pequeña, encargándose a los catalanes Talleres de Sarriá una nueva talla de María Auxiliadora que llegaría a Ronda en 1951, días antes de la bendición del nuevo Santuario.
Ante esto, al acto de bendición de este Santuario acuden desde Utrera los Salesianos del Filosofado a cantar en la Solemne Bendición. Al llegar a Ronda se encuentran con una bellísima imagen de la Auxiliadora retirada al culto, la cual solicitaron permiso para llevarse con ellos a Utrera, ya que en su localidad ni en la Iglesia de Consolación donde ellos residían, se contaba con ninguna talla de la Virgen de Don Bosco. Sucede así, tras vencer multitud de dificultades la Virgen Auxiliadora se repone al culto en el Santuario de Consolación de Utrera, donde permanece hasta que en 1961 los Salesianos marchan de aquella ciudad para trasladarse a su nueva casa en La Palma del Condado.
La investigación de Bernal profundizaba mucho más, tras conocer la historia era necesario saber el nombre del maestro escultor que trabajó en el año 1940 en los Talleres Salesianos de la Trinidad, llegando a dar con el artista, con el hombre que dió forma a la belleza Salesiana que en La Palma se custodia. D. Carlos Bravo Nogales, nace en 1915 y fue profesor de la Escuela sevillana de Artes y Oficios con taller en el Colegio de los Salesianos de la Trinidad. Además de prolífico imaginero en la época de posguerra, ejerció de tallista de andas procesionales, retablista y restaurador hasta su fallecimiento en 1985. Entre sus obras más reseñables se pueden citar la talla de Jesús Cautivo de Villafranca (Córdoba), la imagen de Jesús del Gran Poder de Brenes (Sevilla) o el diseño de los respiraderos del palio de la Virgen de la Esperanza de la Trinidad de Sevilla. Muy curiosa resultaron las fotografías aportadas en la conferencia en las que se apreciaba al artista con nuestra Auxiliadora justo en el momento final del proceso de ejecución. También llamativa es la historia hermosa que vincula a nuestra Madre Salesiana con la Virgen Auxiliadora Coronada de la Trinidad de Sevilla, la cual sirvió de modelo a D. Carlos Bravo a la hora de ejecutar nuestra talla que iría al Colegio del Sagrado Corazón de Ronda, coinciendo su finalización con el encargo por parte de los Salesianos de Sevilla de la restauración de la Titular de la Trinidad a la que tendría que enriquecer las vestimentas con suntuosos motivos estofados, sirviéndose de la talla que recientemente estaba finalizando para llevar a cabo las pruebas pertinentes de estos motivos antes de ponerlos en práctica sobre la Auxiliadora de la Trinidad, de ahi la similitud más que constatada entre la Virgen palmerina y la Reina Salesiana de la Trinidad de Sevilla.
D. Eugenio Bernal cerraba su conferencia haciendo referencia a la restauración a la que posteriormente la Virgen Auxiliadora fue sometida en el taller del palmerino D. Joaquín Moreno Daza, acabando con palabras emocionadas que se ganaron el aplauso de todos los asistentes. Con  el agradecimiento al presentador y al ponente por parte de D. Javier Rubio, Presidente de la Archicofradía, se cerraba este histórico acto. 
Por la importancia de los datos revelados y por el magnífico trabajo llevado a cabo por su autor, les dejamos íntegramente la grabación sonora de toda la conferencia para que puedan disfrutar de la historia verdadera de nuestra María Auxiliadora de La Palma.





Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.

 
 
 
 
 
 

Fotos: Manuel V.