miércoles, 27 de marzo de 2013

NTRO. PADRE JESÚS CAUTIVO: Martes Santo.

Martes Santo roto por la lluvia. 
Las ilusiones de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo quedaban truncadas en un Martes Santo pasado por agua.
Hasta el último momento las esperanzas de que la lluvia cesara se mantenían en la Parroquial de San Juan Bautista, donde cientos de hermanos y devotos se congregaban en torno a los pasos de los Sagrados Titulares. 
La aparición de las precipitaciones escasos minutos antes de la salida de la Estación de Penitencia provocó que la Junta de Oficiales del Cautivo decidiera tomar una hora de espera para estudiar la evolución de la situación meteorológica. Nazarenos y costaleros, fieles devotos y hermanos recorrían las naves del Templo buscando la mirada de Jesús Cautivo y su Madre Bendita de las Lágrimas.
A las 21:00 horas se convocaba un nuevo Cabildo Extraordinario, donde la Hermandad acordó la decisión definitiva. El Diputado Mayor de Gobierno anunciaba el acuerdo adoptado a todos los hermanos, acogiéndose con emoción y una fuerte ovación la triste noticia de que la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo no realizaría Estación de Penitencia por las calles de La Palma en este Martes Santo. Sin embargo, en el interior del Templo se vivirían momentos intensos, el Señor Cautivo se acercaría hasta el palio de Nuestra Madre y Señora de las Lágrimas en una chicotá de ensueño. 
La túnica bordada del Cautivo brillaba en la penumbra de la Parroquia, mientras el paso del Señor avanzaba de frente al compás de la saeta. Muy elogiado fue el llamativo exorno floral asilvestrado de las andas de Jesús Cautivo. El llamador del paso caoba resonaba con fuerza y el Cautivo se alzaba al cielo acompañado del cantar del Coro de la Hermandad. Acto seguido, era el palio de Nuestra Madre y Señora de las Lágrimas y San Juan Evangelista el que emprendía una chicotá hasta las plantas del Cautivo. El Coro interpretó el popular canto "Costalero" y la Salve a Nuestra Madre y Señora de las Lágrimas, mientras la Parroquia llena de palmerinos latía a un mismo corazón. Aplausos y lágrimas, sentimientos e ilusión, sueños truncados en una noche desapacible de Martes Santo.
Faltaron sus manos atadas por La Palma, el estreno de los sones de la Agrupación Musical "Nuestro Padre Jesús Nazareno" de La Palma, el rozar de las bambalinas, el clasicismo de los sones de la Municipal de Bollullos del Condado, el olor a rosas y el dramatismo hecho dialogo en la Sacra Conversación bajo la luna de Parasceves.
Una vez entronizado el palio de las Lágrimas en su lugar, se procedió al rezo del ejercicio del Vía-Crucis, tal y como señalan las Reglas de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo ante la no salida procesional de la Cofradía.
Silencio, recogimiento y oración cerraron este Martes Santo, en el que la mirada de Cristo Cautivo y su Madre de las Lágrimas se llenaron de esperanzas e ilusiones, que ya se fijan en el horizonte de un nuevo anochecer de redención cautiva.

 Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.

 
 
 

Fotos: Manuel V.