viernes, 10 de diciembre de 2010

CORONACIÓN CANÓNICA: Los Simpecados volverán a salir en Rosario, tras un lluvioso Día de la Inmaculada.

La lluvia protagonista del día de la Purísima.
Las adversas condiciones meteorológicas impidieron el normal desarrollo de los cultos organizados por la Hermandad de Ntra. Sra. del Valle en la festividad de la Inmaculada Concepción de María.
La tarde de la Inmaculada se presentaba lluviosa y aun así a las 18:30 horas la Iglesia del Valle abría sus puertas para recibir a las Hermandades de La Palma que llegaban con sus Simpecados o Estandartes Marianos, para participar del Santo Rosario Vespertino y la posterior Función de la Inmaculada.
A las plantas de la Patrona fueron depositándose cada una de las insignias marianas de todas las Hermandades, que pese al mal tiempo acudieron a la cita. El imponente Simpecado de la Hermandad del Rocío, el Guión de la Hermandad Sacramental, los hermosos Simpecados de las Hermandades Cruceras, el nuevo Simpecado Carmelita de la Hermandad del Cautivo, la Bandera de María Auxiliadora, los Simpecados de Padre Jesús y el Cristo del Perdón, el Mater Dolorosa del Santo Entierro y el propio Simpecado de la Rosa de Jericó de la Hermandad Patronal quedaban dispuestos en torno a la Reina del Valle, en una estampa inédita e inusual que ya forma parte de esas que sólo se repetirán en este año especial de la Coronación.
Ante la situación meteorológica la Hermandad de la Patrona decidió suspender la salida procesional de los Simpecados, procediéndose al rezo del Santo Rosario en la propia Iglesia del Valle. Multitud de hermanos de todas las Corporaciones palmerinas rezaban con una misma voz ante la Virgen del Valle.
A la finalización del Rosario, el cielo quiso dar una tregua y rápidamente se pudieron trasladar los Simpecados a la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, donde tuvo lugar la Solemne Función de la Festividad de la Inmaculada Concepción de María. El R.P.D. Francisco J. Martín Sirgo, Párroco de la localidad, ocupó la Sagrada Cátedra en esta Celebración, presidida por todos los Simpecados que se situaban en el Altar Mayor de la Parroquial.
A la conclusión de la Solemne Eucaristía, el propio Párroco informaba a los presentes que el Santo Rosario Vespertino con los Simpecados de todas las Hermandades volverá a salir el próximo domingo 12 de diciembre a las 18:00 horas. El recorrido de este Rosario será el mismo que se tenía previsto para el pasado día 8 pero en sentido contrario, quedando del siguiente modo: Plaza de España, Rey Juan Carlos I, Cardenal Segura, Plaza del Rocío, Hermanos Cueva, Virgen del Valle, Muñoz y Pabón, Ignacio de Cepeda, Plaza de Ntro. Padre Jesús y entrada en la Iglesia del Valle. Hasta el próximo domingo los Simpecados permanecerán expuestos en el Altar Mayor de la Iglesia Parroquial.
El rezo del Santo Rosario une a las devociones marianas de La Palma para forjar de amor la corona de nuestra Madre Inmaculada del Valle.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.











Fotos: Elisabeth Casado

CORONACIÓN CANÓNICA: Conferencia "María Madre de Dios y de la Iglesia" por el R.P.D. José Arturo Domínguez Asensio.

La Hermandad del Valle continua con su programa formativo dentro del calendario de la Coronación Canónica.
Así, a escasos días de haber celebrado la importante festividad mariana de la Inmaculada Concepción, tiene lugar la segunda Conferencia de este calendario de la Coronación.
Hoy 10 de diciembre, a las 20:30 horas en el Salón de Actos del Excmo. Ayuntamiento de nuestra localidad, se celebrará la Conferencia "María Madre de Dios y de la Iglesia" pronunciada por el R.P.D. José Arturo Domínguez Asensio, Teólogo y Párroco de la Iglesia de San Pedro de Huelva.
Con las palabras de este sacerdote conoceremos a María como Madre de Dios y Madre de la Iglesia, en las vísperas de la conmemoración de su maternidad en las Fiestas de la Navidad.
Animamos a todos los palmerinos a que acudan a esta cita, con la que daremos un paso más en el camino que nos separa de la Coronación Canónica de nuestra Virgen del Valle.

Foto: Manuel V.