domingo, 28 de febrero de 2010

GALERÍA FOTOGRÁFICA: Solemne Quinario en el Cautivo.

Rojo sangre y azul caridad en el Quinario al Señor Cautivo.
La Hermandad de Ntro. Padre Jesús Cautivo ha celebrado del 23 al 27 de febrero en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, Solemne Quinario en honor de sus Sgdos. Titulares.
Así, por este motivo se ha levantado un bello y sencillo altar en honor al Señor Cautivo y a su Bendita Madre de las Lágrimas.
El altar presentaba varios estrenos, que sin duda, han llamado la atención de todos los devotos que en estos días han acudido a la cita cuaresmal con Jesús Cautivo. El nuevo dosel de telas de damasco en tonos azules, que se alzaba sobre un fondo rojo, acogía a Ntro. Padre Jesús Cautivo. El Señor Cautivo lucía su túnica de terciopelo en color rojo sangre, escapulario trinitario y en su cabeza la corona de espinas y potencias de plata bañadas en oro obra de José Jiménez. A ambos lados de la portentosa talla del Señor, se situaban Ntra. Madre y Sra. de las Lágrimas y San Juan Evangelista. La Virgen vestía para la ocasión de un modo muy personal, portando saya de color rosa, manto de terciopelo de color azul noche, corona imperial de plata bañada en oro obra de José Jiménez y tocado a base de antiquísimas piezas textiles. Se estrenaba a los pies de Ntra. Madre y Sra. media luna de plata con ángeles y estrellas en oro. A su vez, San Juan vestía túnica de terciopelo de color verde y capa o mantolín de terciopelo rojo, siguiendo el modo de representación habitual del Discípulo Amado. Varias tandas de candeleros con cera blanca y cuatro elegantes jarras a base de claveles rojos en forma cónica, acompañaban a las Bénditas Imágenes en este altar.
A los pies del conjunto se disponía el ara o mesa de altar, sobre el cual se situaban tres relicarios, siendo nuevo uno de ellos, que contenían varias reliquias de los Santos Lugares de Jerusalén.
Una vez más el Señor Cautivo ha recibido el fervor de sus devotos, que durante los días pasados han buscado la libertad de sus almas en sus manos atadas.
Vuelve a quedar demostrado el sello tan característico y particular de esta joven Hermandad palmerina, que cada día lucha por defender la devoción a Ntro. Padre Jesús Cautivo y a Ntra. Madre y Sra. de las Lágrimas.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.



Fotos: Manuel V.