martes, 8 de mayo de 2018

SANTA CRUZ CALLE SEVILLA: Crónica - XXVII Pregón de los Jóvenes Piomperos.

Gloria piompera en el Pregón de D. Juan Jesús Pavón Bueno.
El atril del Teatro España se encendía a la gloria en la noche del pasado 1 de mayo con la proclamación del XXVII Pregón de los Jóvenes Piomperos pronunciado por D. Juan Jesús Pavón Bueno.
El aforo se llenaba de piomperos y palmerinos que quisieron adentrarse en este tiempo de luz y alegría en la voz del pregonero. En el escenario se alzaba un conseguido decorado que reflejaba al detalle un típico patio andaluz.
A los sones de "Como Tú Ninguna" interpretada por la Banda Municipal de Música "Nuestra Señora del Valle" de La Palma del Condado daba comienzo este acto de exaltación literaria.
El papel de presentadora del pregonero recayó en la persona de Dña. Rosa María Pavón Bueno, hermana del Pregonero, quien fue dando a conocer a D. Juan Jesús Pavón en su disertación. Destacaba por encima de todo del Pregonero, su amor por la Santa Cruz de la Calle Sevilla y por la Santísima Virgen del Valle.
Serio, comprometido, emocionante, palmerino y muy crucero son algunos de los adjetivos que pueden resumir el Pregón de D. Juan Jesús Pavón Bueno, que comenzó con la marcha "A tí Manué", composición elegida por el Pregonero y que protagoniza para él uno de los momentos más significativos de la gloriosa procesión del Sagrado Madero de la Calle Sevilla.
En su Pregón no faltó el piropo a las Reinas de las Fiestas, versos a quienes le enseñaron a querer a la Santa Cruz de Plata, emotivas palabras a la Reina del Valle, el recuerdo a los piomperos que ya no están y que hicieron grande a esta antigua Hermandad. Especialmente emotivo y significativo fueron los versos finales de este XXVII Pregón al compás de "Suspiros de España", interpretado por la Municipal de La Palma.
El Himno a la Santa Cruz de la Calle Sevilla ponía fin a este acto de emociones y que marcaba el comienzo de unos días llenos de gloria en La Palma.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.

 
 

Fotos: J.D. González