viernes, 27 de noviembre de 2015

LXXV ANIVERSARIO DE MARÍA AUXILIADORA: Presentada la nueva Nube de Ángeles.

Nueva Nube de Ángeles para María Auxiliadora.
La Archicofradía de María Auxiliadora presentaba en el transcurso de la Santa Misa del pasado Martes, 24 de noviembre, la nueva Nube de Ángeles para la Santísima Virgen.
Antes de finalizar la Sagrada Eucaristía, tomaba la palabra el Presidente de la Archicofradía Salesiana, D. Eugenio Bernal, quien presentaba a los fieles la nueva pieza, que tiene su origen en el año 1990. La Nube de Ángeles que se presentaba, comenzaba a tomar forma con su modelado allá por el año 1990, cuando las manos del escultor afincado en La Palma, D. Joaquín Moreno Daza, emprendían las labores sobre la pieza dándole forma como culminación del paso procesional de la Virgen Auxiliadora. Los diferentes proyectos que llegaban al taller del escultor y diversos avatares hicieron que en el año 1995 el escultor Moreno Daza falleciera sin ver su obra concluida. Pasan los años y es hace unos meses cuando la “Nube de Joaquín”, como la llaman en la Archicofradía, llega hasta la Corporación Salesiana, quien la entrega al discípulo del escultor fallecido, el palmerino D. Martín Lagares, quien recibe el encargo de ensamblarla y policromarla, culminando así la obra que comenzaba a gestarse hace 25 años.
El Sacerdote Salesiano y el Presidente de la Archicofradía eran los encargados de descubrirla ante una Iglesia Salesiana llena de fieles y ante la serena mirada de la Madre Auxiliadora que esperaba a los pies del presbiterio los próximos cultos extraordinarios en su Honor. Tras la Bendición de la nueva pieza, D. Martín Lagares tomaba la palabra describiendo el trabajo realizado sobre la obra, al mismo tiempo que dedicaba palabras de agradecimiento a su maestro. Destacaba que ha primado en su trabajo el ceñirse a la concepción original de la pieza, hasta el punto de reflejar en ella un “ángel negro” como indicaba el escultor Moreno Daza que presentaría la Nube.
Ni el tiempo, ni los diversos avatares de la vida, han impedido que dos décadas después de la muerte del escultor, la Nube de Ángeles que ideara para su Auxiliadora sirva de pedestal para la portentosa talla de la Virgen de Don Bosco, más aun en este 2015, cuando se cumple el LXXV Aniversario de su Bendición.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.

 
 
 

Foto: Archicofradía María Auxiliadora