sábado, 25 de abril de 2015

LAS ARISTAS DE LA OJIVA: "No digo más na´...".

"NO DIGO MÁS NÁ..."
A Manuel Valdayo, Pregonero de la Santa Cruz de la Calle Cabo 2015.

Nada de lo que escriba hoy tendrá sentido, porque la palabra que el pueblo espera es la tuya. Una tras otra se irán abriendo paso entre tus labios hasta lanzar al aire el evangelio crucero que corre por tus venas. Cobrarán sentido todos aquellos vacíos y soledades que has sufrido frente a la inmensidad de un discurso en blanco que has tenido que construir, aunque esta vez sin tus herramientas preferidas. Hoy no habrá más cámaras que la de nuestros móviles para recoger una instantánea de este día tan especial para ti y para los que te queremos.
Hoy nadie buscará el mejor perfil, ni el espacio más recóndito, ni la perspectiva imposible. Ni tendremos que esperar para deleitarnos con el fruto de tu trabajo. Todo será rápido, preciso, instantáneo… disfrútalo compañero.
Vas a cambiar el sentido de las cosas porque hoy mil palabras valdrán más que una imagen. Y esas mil palabras, amigo Valdayo, serán las tuyas. Las que te salgan del alma, de los tuétanos, del corazón henchido de bartolismo. Mil palabras o dos mil, o cien mil si hicieran falta para pregonar a la Cruz de tus mayores.
Todo lo que sientas resonará como el primer cohete de las fiestas de primavera de La Palma. Todo lo que digas nos tocará en lo más profundo porque hay muchas formas de decir lo que todos sentimos y hoy solo tú tendrás la suerte de pregonar.
La Cruz de la Calle Cabo amplificará tus palabras. En el viejo sagrario parroquial una luz permanecerá encendida como ofrenda de templanza para apagarse justo cuando calle tu voz. En el patio de butacas esperaremos ansiosos el resultado de un trabajo a la altura de tu buen hacer, tu responsabilidad, tu sentido cristiano y tu humanidad.
El bullicio festivo se transforma en silencio a la espera de ser roto por todos los aplausos que hoy arrancarás. De verde se ha cubierto el atril de la oratoria. Adelante amigo, adelante bartolo, adelante pregonero… yo no digo más ná.

Alfonso J. Madrid

Foto: J.D. González