sábado, 2 de junio de 2012

CINCUENTENARIO SALESIANO: Apertura del Jubileo.

El Jubileo Salesiano inaugurado ante la asunta Virgen Auxiliadora.
A ras de suelo, rozando el alma de quienes la miraban de frente, a la altura de todos sus hijos, cercana a La Palma se encontraba María Auxiliadora en la mañana del pasado 20 de mayo. Un gran cartel pendía desde el campanario de la Iglesia del Salvador anunciando el motivo extraordinario que reunía a tantos fieles en aquella Solemnidad de la Ascensión del Señor. La razón no era otra que celebrar la Apertura del Año Jubilar que la Santa Sede, por mediación de nuestro Obispado de Huelva, ha concedido a esta Iglesia en el año del Cincuentenario de la Llegada Salesiana y de la Fundación de la Archicofradía de María Auxiliadora. El R.P.D. Pedro Ruz Delgado, Delegado Inspectorial de la Familia Salesiana de Andalucía, presidía la Solemne Eucaristía acompañado por el Sacerdote Salesiano el R.P.D. Miguel Moreno Gutiérrez. La Misa se iniciaba con la Ascensión de la Virgen a un cielo celeste de blanca cera y hermosas flores. Mientras el Coro Salesiano alzaba sus melódicas voces, María Auxiliadora subía a su altar de cultos, desde donde presidirá la Solemne Novena que en unos días dará comienzo en su honor.
Con emoción, D. Javier Rubio Pérez, Presidente de la Archicofradía de María Auxiliadora, daba lectura al Decreto del Jubileo que viene desde la Santa Sede rubricado por el Cardenal Manuel Monteiro de Castro, Penitenciario Mayor. En ese importante documento quedan expuestos los motivos por los que el Obispo de Huelva, Mons. D. José Vilaplana Blasco, solicita a Roma el don de la Indulgencia en forma de Jubileo para la Iglesia palmerina de los Salesianos, así como las gracias que se concederán a quienes deseen ser partícipes de este Jubileo. Un efusivo aplauso y el repicar de campanas hacían notar la alegría que todos los palmerinos sentían ante este gozo extraordinario concedido a nuestra Iglesia del Salvador para glorificar y salvar a las almas, que allí peregrinen, de todo mal y pecado. 
La Homilía la centraba el R.P.D. Pedro Ruz en explicar el sentido de este Jubileo y la importancia que debía tener para todos los hijos de La Palma, aludiendo también a la Solemnidad de la Ascensión del Señor que se celebraba en este domingo pascual.
Tras recibir el Sacramento Eucarístico, la Misa concluía con el canto del Himno de la Virgen Auxiliadora "Rendidos a tus Plantas". La Iglesia del Salvador quedaba ya abierta como sede de peregrinaje de todos los que deseen obtener las gracias de este Jubileo, esperándose la visita de muchos fieles que en estos meses jubilares llegarán ante las plantas de Jesús Sacramento y nuestra Madre Auxiliadora para encontrar allí la salvación de sus almas y el perdón de los pecados.
Hasta el próximo 8 de diciembre la Iglesia del Salvador de La Palma será sede del Jubileo, rincón de oración, plegarías y purificación de cuantos anhelen alcanzar la gloria, de la mano de la que es aclamada Auxiliadora de los Cristianos.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.
















Fotos: J.D. González