domingo, 1 de abril de 2012

CRISTO DEL PERDÓN: Estación de Penitencia.

Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón, María Santísima de la Soledad, Nuestra Señora de la Amargura y Ánimas Benditas del Purgatorio.


Estación de Penitencia: Domingo de Ramos a las 18:00 horas teniendo prevista la entrada del Palio a las 23:00 horas.

Hermano Mayor: D. Fernando José Bernabé Ávila.

Diputado Mayor de Gobierno: D. Antonio Jesús Bernabé Ávila.

Nazarenos: 230 aproximadamente.

Sagrados Titulares:

Santísimo Cristo del Perdón y María Santísima de la Soledad.
Cristo Crucificado y la Virgen en su Soledad arrodillada al pie de la Cruz.
- Imaginería: El Santísimo Cristo del Perdón es obra de D. Luís Álvarez Duarte realizado en el año 1982 y recientemente restaurado por su autor. María Santísima de la Soledad es obra atribuida a D. Gabriel de Astorga datada del siglo XIX.
- Capataces: D. Manuel Alejandro Gómez Díaz y D. José Andrés Millán Ávila.
- Túnicas de los Nazarenos: Túnicas y antifaces negros y capa, botonadura y cíngulo blanco.
- Música: Agrupación Musical "Carlos III" de La Carlota (Córdoba).
- Flores: Monte de claveles rojos.

Nuestra Señora de la Amargura.
Dolorosa bajo Palio.
- Imaginería: Nuestra Señora de la Amargura es obra realizada en el año 1977 por D. Luís Álvarez Duarte.
- Capataces: D. Francisco Sánchez Sánchez y D. Manuel García Félix.
- Túnicas de los Nazarenos: Túnicas y antifaces negros y capa, botonadura y cíngulo burdeos.
- Música: Banda Filarmónica "Ciudad de Bollullos" de Bollullos del Condado.
- Flores: Rosas blancas.

Curiosidades: De las novedades principales de este 2012 en el seno de la Cofradía será el estreno de la nueva Junta de Gobierno que desde el pasado mes de enero están llevando adelante a esta Hermandad. También se estrenarán los nuevos faldones de terciopelo del paso de palio de Nuestra Señora de la Amargura, que este año vuelve a procesionar con su manto liso habitual después de haber llevado en la pasada Semana Santa el manto de la Virgen de Regla de Sevilla. No dejen de fijarse en el exquisito estofado que luce la Santísima Virgen de la Soledad en su manto de telas encoladas, es la Dolorosa más antigua que procesiona en nuestra Semana Santa.