domingo, 10 de abril de 2011

NTRO. PADRE JESÚS CAUTIVO: El Cautivo en el Antiguo Paso de la Vera-Cruz de Sanlúcar la Mayor.

Nuestro Padre Jesús Cautivo procesionará sobre las antiguas andas de la Vera-Cruz de Sanlúcar la Mayor.
La Hermandad de la Vera-Cruz de Sanlúcar la Mayor ha tenido a bien ceder su antiguo paso procesional para que el próximo Martes Santo procesione Jesús Cautivo sobre él.
Este paso esta catalogado y protegido por la ley de patrimonio histórico, debido a su antigüedad y calidad artística. Las andas poseen canastilla dorada de gran mérito, siendo obra de D. José Barela del año 1774. Este canasto, inspirado en su forma en las andas que D. Francisco Gijón tallara para el Señor del Gran Poder de Sevilla, marca un punto de inflexión en los trabajos de la época. La novedad más reseñable reside en la forma desenfadada y suelta de la talla de los rosetones de las esquinas y las hojarascas que enmarcan las cartelas centrales en las que se recogen cuatro escenas de la Pasión de Cristo: Coronación de Espinas en la delantera, Prendimiento y Tres Caídas en los laterales y la Lanzada en la trasera. Por su parte, los respiraderos, también dorados, datan de mediados del pasado siglo, creando un conjunto armónico de gran belleza plástica.
En la actualidad este paso no procesiona en la Semana Santa sanluqueña, debido a que fue sustituido años atrás, conservándose como reliquia histórica del glorioso pasado de esta Hermandad de la Vera-Cruz.
Este paso, que ya se encuentra en nuestra localidad, se completará el próximo Martes Santo con los candelabros de guardabrisas que la Archicofradía de María Auxiliadora cederá también al Señor Cautivo.
Será una jornada histórica, en la que por primera vez se verá a Jesús Cautivo sobre un paso completamente dorado luciendo su nueva túnica bordada. Grandes cambios que brillarán con reflejos dorados en la tarde del Martes Santo y que podrían repetirse en años sucesivos, ya que la Hermandad de Sanlúcar podría estar dispuesta a seguir cediendo estas andas.
En unos días el Señor se entronizará en el paso dorado que por primera vez sentirá el peso del caminar de la devoción del Cautivo.

Foto: Jesús Lepe