domingo, 17 de abril de 2011

PARROQUIA DE SAN JUAN BAUTISTA: La Palma acogió a la Cruz de las JMJ y el Icono de María "Salus Populi Romani".

La Cruz Peregrina de Juan Pablo II y el Icono de María "Salus Populi Romani" visitaron La Palma en un Viernes de Dolores histórico.
El objetivo se alcanzaba con creces, miles de jóvenes se abrazaban a la madera de la Cruz, quedando las huellas de la juventud de nuestra comarca junto a las que los jóvenes de muchas partes del ancho mundo han dejado ya marcadas en la historia de esta itinerante Cruz. El amor del Papa Juan Pablo II a la juventud fue correspondido con el cariño con el que los jóvenes del Condado elevaban sus brazos para sustentar al madero, o con el delicado caminar de las pequeñas andas del Icono de María "Salus Populi Romani" o con el fervor con el que se rezaron cada una de las estaciones del Vía-Crucis.
En este Viernes de Dolores 15 de abril, tras la Función Solemne de la Hermandad Servita del Santo Entierro en la que la hermosa Virgen de los Dolores ofreció su mano a la multitud de devotos que se agolpó en la Parroquia, tuvo lugar el Vía-Crucis con la Cruz y el Icono, en el que participó el Obispo de Huelva Mons. D. José Vilaplana Blasco.
Desde la Iglesia del Salvador, partía el cortejo que lo abrían unos jóvenes alumbrando el discurrir de la Cruz con cirios. Las andas con el Icono de María era arropado por un grupo de personas, que se convertía en una alegre masa humana que surcaban las calles palmerinas portando a la Cruz de las JMJ, tras la cual se situaba un amplio cortejo de sacerdotes presidido por el Obispo de Huelva. Las calles se quedaban pequeñas para tan numeroso cortejo, en el que participaron jóvenes de distintas localidades como Villalba del Alcor, Bollullos del Condado o Rociana del Condado.
Esta Cruz y el Icono vienen recorriendo en este año las distintas poblaciones de nuestro país debido a que del 16 al 21 de agosto se celebrarán las JMJ en Madrid, con la presencia de Su Santidad el Papa Benedicto XVI.
A la finalización del Vía-Crucis en la Iglesia Parroquial, se celebró una Vigilia de Oración. La Cruz quedaba entronizada en los escalones del Altar Mayor, viviéndose una estampa histórica al estar a un lado de la misma los Titulares de la Hermandad Servita del Santo Entierro, con la Virgen de los Dolores expuesta en Besamanos; y al otro lado nuestra Patrona, la Santísima Virgen del Valle, en su altar del año de la Coronación.
Fue importante la participación de todos los Grupos Jóvenes locales que se unieron para organizar junto con la Parroquia todos estos hermosos actos.
La Vigilia llenaba de jóvenes la Parroquial de San Juan Bautista. Emoción y devoción se palpaban en el ambiente de la Iglesia, donde se procedió a la lectura del Santo Evangelio a la que siguieron unas hermosas palabras del Obispo. Tras esto, la Cruz quedaba a la veneración de los fieles, pudiendo los jóvenes abrazarla, besarla, sentirla, dejar en ella todas sus promesas, suplicas y gracias que llegarían a Jesús a través de este símbolo sagrado. Con la bendición final, se ponía fin a la visita de la Cruz y el Icono de María "Salus Populis Romani", la cual cumplió con las expectativas previstas y llevó a los corazones de todos el lema de las Jornadas Mundiales de la Juventud 2011: "Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe".
Os dejamos unas fotografías.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.



Fotos: Manuel V.