domingo, 28 de marzo de 2010

GALERÍA FOTOGRÁFICA: Besamanos a María Stma. de los Dolores.

La Palma y sus Dolores.
La primavera volvío a nacer a sus plantas, con perfume de alhelíes y azahar recien cortado.
El pasado Viernes de Dolores, 26 de marzo, la Hermandad Servita del Santo Entierro celebró su día grande. La Solemne Función Principal de Instituto y el devotísimo Besamanos a la Señora de los Dolores ocupó la jornada de las vísperas de la Semana Santa palmerina.
Así, la Stma. Virgen de los Dolores se presentaba a ras de suelo, frente a frente con los cientos de devotos que participaron de la Solemne Función. María Stma. de los Dolores lucía vestida con sus mejores galas, rigurosamente de luto, llevando el manto negro bordado de Rodríguez Ojeda, la saya negra bordada en oro obra de Pedro Pablo Gallardo Gutiérrez, corona bañada en oro y tocado de tisú de plata. La Virgen ofrece una imagen con sabor antiguo, debido a la sobriedad de su vestimenta y la elegancia con la que el tocado de tablas perfila el fino rostro de la Dolorosa Servita. En su pecho se aprecia la placa que el Cuerpo Municipal de la Policía Local le regaló a la Virgen de los Dolores en el pasado 15 de septiembre, cuando era proclamada Protectora y Patrona de la Policia. La Señora se situaba sobre una fina alfombra de azahar y era flanqueada por dos centros florales de alhelíes blancos y liliums rosas.
Tras Ella, se alzaba el majestuoso altar de cultos presidido por el Stmo. Cristo de la Buena Muerte, que portaba sobre su cabeza potencias bañadas en oro.
Perfume a incienso y azahar, sabor antiguo y tradicional, devoción y fervor,... fueron las principales características de esta jornada de culto de la Hermandad del Viernes Santo, que durante su Función Principal realizó pública Profesión de Fe Católica.
La Palma volvió a embriagarse del perfume de sus Dolores, volvió al reencuentro con la tradición.

Pinchar sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.









Fotos: Manuel V.